Gato es miedoso 0 1

¿Por qué mi gato tiene miedo y que puedo hacer para que deje de tener miedo?

Todos los gatos necesitan sentir confianza para mostrar su potencial y esta confianza viene del sentido profundo e incuestionable de poseer un territorio y que ese lugar sea su hogar.

Un gato confiado ama todo lo que se encuentra en su territorio y quiere compartirlo, sea con las personas que ahí se encuentren o con otros animales.

Imagina por un momento esta escena: Vas a visitar una amiga que tiene un nuevo gato y cuando llegas a su casa te encuentras a ella y a su gato esperándote en la puerta. Él no te conoce pero está ahí para recibirte.

Cuando entras al lugar él camina junto a ti, si te sientas él se mueve entre tus piernas y te marca con su olor. Se mantiene cerca para examinar su territorio o inclusive se recuesta en tus piernas.

Estas acciones reflejan la seguridad que siente este minino y su lenguaje corporal lo refuerza porque tendrá su pecho y cola erguidos, sus orejas estarán hacia adelante pero no moviéndose en todas direcciones para captar información sobre posibles amenazas; y sus ojos también estarán hacia adelante para saludar y no para buscar posibles rutas de escape.

Si un gato tiene miedo, la historia es otra. En este escenario te encontrarás con algo fundamental: su inseguridad.

En este artículo que contaré por qué un gato tiene miedo y qué herramientas se pueden utilizar para ayudarlo a encontrar su confianza.

4 Razones por las que un gato tiene miedo

Mi gato tiene miedo

Si un gato tiene miedo, puede deberse a alguna de estas 4 razones:

1. Cuando fue cachorro (entre las 3 y 7 semanas de edad aproximadamente) no socializó correctamente con personas, ni con otros animales

2. Pasó por alguna experiencia traumática, como maltrato.

3. Percibe amenazas en el entorno (como un perro demasiado juguetón u otro gato).

4. Puede tratase de un gato feral que ha nacido o crecido con poca o ninguna intervención de las personas, sea por abandono o porque su mamá también era feral.

Por lo tanto, no está acostumbrado al contacto humano o ha pasado mucho tiempo sin este.

Cuando un gato tiene miedo su principal propósito es pasar desapercibido de todos los que habitan en la casa (o en otras palabras escondido). Él percibe amenazas constantes, aún si son imaginarias, y siente que ese territorio (ese hogar) no le pertenece.

Comportamientos y lenguaje corporal cuando un gato tiene miedo

La inseguridad, miedo o falta de confianza que tiene un gato se verá reflejado en estos comportamientos y lenguaje corporal:

  • Se esconde en el fondo de los armarios
  • Se esconde debajo de la cama, en la esquina más lejana.
  • Se esconde en algún hueco en la pared.
  • Se esconde en las estanterías o en lo alto del refrigerador.
  • Se mueve por las periferias y no por lugares abiertos.
  • Evita la confrontación a como de lugar.
  • Se muestra temeroso y tímido.
  • Su cola se mantiene abajo e inclusive entre sus patas.
  • Su cuerpo se mantiene agachado.
Mi gato tiene miedo comportamiento y como saber

Si tratas de acercarte para tocarlo o amarcarlo, podría además mostrar lo siguiente:

  • Ojos dilatados
  • Orejas aplanadas hacia atrás
  • Bufidos o gruñidos.
  • Cuerpo en posturas defensivas o de ataque.

Si en casa tienes más de un gato, es probable que tu gato miedoso se convierta en víctima de los demás, quienes pueden llegar a verlo como una presa, acosarlo constantemente y atacarlo (tipo bulling felino).

Cuando tu gato está siendo acosado por otros gatos, mostrará además este comportamiento:

  • No querrá bajar o salir de sus sitios seguros a comer a o usar su caja de arena.

Él se sentirá a salvo solo en lugares donde pueda esconderse y esto seguramente se convertirá en un activador de tu compasión.

Este sentimiento puede empujarte a alimentarlo en sus sitios seguros, a colocarle una cama en estos lugares o incluso su caja de arena. Y aunque son muy buenas intenciones, no solucionan el problema.

¿Qué hacer para ayudar a un gato miedoso a ganar confianza?

Como has visto hasta ahora, estar escondido la mayor parte del tiempo es una bandera roja que refleja que un gato tiene miedo. Estar en este estado no es normal y ningún gato merece vivir sus días de esta manera.

La única solución es abordar el problema y ayudar a tu gato a sacar su mejor versión, cruzando del abismo del miedo a la cima de la confianza, siempre mostrándole amor y comodidad.

Esta transformación debe ocurrir naturalmente, por ello es importante que apliques estos pasos:

Identifica los sitios de inseguridad

Mi gato tiene miedo como saber que sitios lo provocan

En tu hogar hay varios lugares donde tu gato con miedo puede esconderse, que bien pueden estar en el piso o en las alturas.

Por ello, debes identificar todas las sitios donde pasa la mayor parte del día y diferenciar aquellas donde se esconde por temor y aquellas donde se muestra cómodo.

Utiliza la comida como reto

A partir del lugar que más usa para esconderse, identifica hasta que espacio se mueve con vacilación.

Con esto sabrás (con más claridad) a qué lugares no se aventurará a ir.

En el espacio donde vacila coloca un recipiente con comida que lo rete a salir y a obtener la recompensa por hacerlo.

Mi gato tiene miedo tip para que deje de tener miedo

Al siguiente día mueve un poco el recipiente y continua así durante los próximos días.

Bloquea sus escondites y reemplaza

Mi gato tiene miedo que debo hacer

Aunque esto podría despertar tus emociones de compasión, es indispensable que lo hagas porque animará a tu gato a encontrar su confianza en otras partes de la casa.

No se trata de bloquearlos todos en un día, este proceso debe ser progresivo y bien planificado para evitar que tu gato pase del miedo al pánico

Debes tener en cuenta que al quitarle estos espacios obligadamente tienes que darle otros a cambio. Es aquí donde entran en escena las camas para gatos recubiertas, las carpas, los túneles, su transportador con una manta o cualquier objeto con características similares.

Estos artículos funcionan como un escondite controlado y le dan a tu gato la seguridad que necesita mientras gana confianza y se vuelve parte del hogar, todo esto sin desaparecer.

Debes colocarlos en las áreas más significativas de tu casa; es decir, en aquellas donde tú y tu familia pasen más tiempo.   

Crea la zona de confort

Elije un espacio de tu casa donde pases la mayor parte del tiempo, como dormitorios o habitaciones familiares (sala principal).

Haz este lugar lo más acogedor posible para tu gato miedoso, con objetos como: rascadores, camas, mantas, carpas, túneles, árboles para gato, caja de arena, recipiente de comida y con cosas que tengan tu aroma.

como crear un espacio de confort para Mi gato que tiene miedo

Este ambiente cerrado le proporcionará la seguridad que busca mientras gana confianza y le ayudará a disminuir el estrés que puede provocar el bloqueo de sus escondites.

Expande su territorio

expande el territorio de tu gato para que deje de tener miedo

Cuando tu gato que tiene miedo empiece a sentirse cada vez más cómodo dentro del la zona de confort, es momento de iniciar con la expansión de su territorio.

Este proceso consiste en mover poco a poco algunos de los objetos mencionados en el numeral anterior hacia otras áreas de la casa.

Cuando tu gato empiece a explorar el resto de su territorio o se mueva dentro de él, estos objetos familiares (que tienen su olor) le ayudarán a sentir las nuevas áreas como su hogar

Gatifica tu hogar

Esta técnica te permite a crear nuevos espacios, estéticos, funcionales y verticales, a través de los cuales tu gato pueda moverse sin temor.

Estos espacios son muy beneficiosos porque ayudan a tu gato a volverse amigo del territorio mientras gana confianza.

adecuar tu casa para que tu gato deje de tener miedo

También te puede interesar: Qué es la gatificación y la importancia del territorio para tu gato

Juega con tu gato

Mi gato tiene miedo y el juego

Para tu gato jugar es sinónimo de cazar y cazar lo ayuda a sentirse dueño de un lugar.

La cereza de este pastel llamado confianza es sin lugar a dudas la propiedad del territorio.

Por ello, es muy importante que animes a tu gato a jugar y que tengas una rutina diaria de juegos.

Los juguetes interactivos son la mejor opción porque permiten que tú y tu gato interactúen y fortalezcan su relación.

También te puede interesar: ¿Por qué jugar con tu gato es importante?

Tips que te servirán durante el proceso de transformación

La transformación de tu gato miedoso es un proceso que debe fluir naturalmente y a su propio ritmo.

Puedes utilizar estos tips para disminuir el estrés que lo acompañará en este camino:

tips para que tu gato deje de tener miedo
  • No lo obligues a hacer algo que no quiera, como salir de su escondite o interactuar con personas que no conoce o no confía.
  • Cuando estés cerca de él evita mirarlo fijamente a los ojos y de forma prolongada porque en su mente esto es una señal de desafió. Cuando lo veas usa una mirada calmada (como la que usarías con un niño asustado por ejemplo) y parpadea de forma suave y repetitiva.
  • Ponte a su altura cuando quieras acercarte a él o que él se acerque a ti.
  • Recompénsalo con una golosina cuando haga algo bien o cuando progrese en su transformación.
  • Ten paciencia. Recuerda que la oruga no se vuelve mariposa de un día para el otro.

Este proceso necesita de tu compromiso, mismo que tiene su recompensa. Lo que obtendrás valdrá totalmente la pena porque tu gato confiado será capaz de darte cariño, lealtad, amor incondicional y muchos momentos de diversión.

😺😺😺

Y tú ¿conoces otros tips que podamos utilizar cuando un gato tiene miedo?

Deja un comentario