Foto 0 3

10 sonidos de gatos: Qué significan?

Talvez te sorprenda saber que los gatos pueden hacer más de 100 sonidos diferentes (más que otros carnívoros, incluidos los perros) y que los expresa porque tiene algo que decir.

Los sonidos de gatos más comunes pueden ser amistosos, feroces, de frustración o de angustia. Varias de ellos se dirigen a las personas que se encuentran cerca y unos cuantos se dirigen a otros gatos.

Algunos ejemplos de los mensajes que transmiten con cada tipo de sonido son:

  • Amistoso: Hola, quiero caricias, quiero jugar, quiero comer, esto sí que me gusta, al fin llegaste.
  • Feroz: Mantén tu distancia, no quiero pelear pero si me obligas, esto no me gusta, aléjate, me defenderé si es necesario, este es mi territorio.
  • Frustración: Quiero cazar esa presa y no puedo.
  • Angustia: Estoy en celo y quiero aparearme, me duele, necesito ayuda.

En este artículo te contaré cuáles son los 10 sonidos de gatos más conocidos:

El Maullido, un sonido amistoso

Este bien conocido y habitual sonido de gatos es sin duda amistoso. Tu gato lo utiliza para llamar tu atención. Cuando lo escuchas es muy probable que te motive a darle comida, darle caricias, jugar con el, limpiar su caja de arena o a abrirle una ventana (por mencionar un par de ejemplos).

También puede denotar estrés en situaciones que no le gusten a tu gato, como viajar en automóvil. En estos casos el maullido será más intenso, prolongado y gutural.

Los gatos rara vez maúllan entre ellos, a excepción de los gatos bebés en apuros que maúllan para llamar a su mamá gatuna.

El Ronroneo, un sonido dulce

Sin temor a equivocarme diría que este es el sonido más amistoso, dulce e hipnótico y que tu gato lo emite cuando se encuentra en situaciones placenteras como comer o ser acariciado.

Aunque en ocasiones este sonido de gatos también se puede presentar en momentos poco agradables como estrés, dolor o cuando termina su vida, como una forma de autoconsuelo. En estos casos, el ronroneo vendrá acompañado de posturas corporales tensas.

El ronroneo ayuda a la mamá gatuna a mantener a sus gatitos cerca, ayuda también en su lazo de unión y a arrullarlos para dormir.

El Chirrido, un sonido de las mamás gatunas

Este sonido de gatos se encuentra entre el maullido y el ronroneo, y se produce con la boca cerrada. También es un sonido amistoso y generalmente lo hacen las mamás gatunas para que sus gatitos le pongan atención y la sigan.

También lo podrás escuchar en tu gato a manera de saludo cuando llegues a casa por la noche por ejemplo, o si quiere llamar tu atención o saludar a otros gatos.

El Gruñido, un sonido de advertencia

Este sonido de gatos tiene un tono bajo y se produce con la boca abierta. No es nada amistoso y denota advertencia tanto para personas como para otros gatos.

Lo escucharás si tu gato está temeroso, enojado o siente que su integridad está en riesgo. En este caso es mejor que no intentes acercarte a él, no querrás ser el blanco de un posible ataque.

El Aullido, un sonido de amenaza

Este sonido de gatos es de tono elevado, agudo y prolongado, y se produce con la boca abierta. No es nada amistoso y denota amenaza, principalmente para otros gatos.

Lo escucharás si tu gato está inquieto o preocupado por su territorio, lo cual podría estar ligado a la presencia de otros gatos.

Generalmente tu gato utilizará este sonido para evitar llegar a una confrontación física con otros gatos.

El Bufido, también de amenaza

Este sonido de gatos se genera con la boca abierta y la expulsión brusca de aire, similar a un silbido. No es nada amistoso, denota que tu gato se siente amenazado y que se defenderá de lo que sea que le cause temor; sean personas, otros gatos u otros animales (como un perro demasiado entusiasta por ejemplo).

Si escuchas este sonido es mejor no intentes acercarte a tu gato y que hagas lo que puedas para eliminar la amenaza que percibe.

Cacareo o chattering, si hay una presa inalcanzable

Este sonido de gatos es de posible frustración y lo escucharás en tu gato cuando esté observando fijamente a una presa que no puede alcanzar porque hay un obstáculo en su camino (una ventana por ejemplo).

Lo distinguirás fácilmente porque mientras tu gato lo hace su mandíbula le tiembla.

Llamadas sexuales, si es tiempo de apareamiento

Este sonido de gatos es de lamento intenso y prolongado, y se presenta cuando tu gato o gata está en celo. Su principal objetivo es atraer a una pareja.

En el caso de los gatos machos, también lo emplean para avisar de su presencia a otros gatos machos.

El Chillido, para expresar dolor

Este sonido de gatos es de tono elevado y agudo, y se produce con la boca abierta y denota que tu gato está lastimado y siente dolor. También se lo escucha cuando ha terminado un ritual de apareamiento.

Llamada de socorro, para un gatito en apuros

Este sonido de gatos se parece a un maullido, y su tono puede ser alto, agudo y prolongado. Es propio de los gatos bebés y lo hacen para decirle a su mamá gatuna (e incluso a su símil humano) que se encuentran ante una emergencia y que necesitan su ayuda.

Para tu gatito una emergencia puede ser tener frío, haber quedado atrapado en algún lugar, tener hambre, estar solo.

Los sonidos son la mejor prueba de que tu gato habla contigo, con otras personas y con otros gatos.

Estos sonidos complementan al lenguaje corporal de tu gato, el cual se manifiesta a través de las posturas de su cuerpo, de la cola, de las orejas y de los ojos.

También te puede interesar: Lenguaje corporal de los gatos: Señales y posturas que usa tu gato para comunicarse contigo

A través de todo esto conjunto de partes, tu gato expresa sus emociones y estados de ánimo. Puedes aprender a reconocer lo que tu gato quiere decirte prestando atención a las señales en forma global.

Este camino te llevará a tener una maravillosa relación con él, lo que al final del día es lo que todos los amantes de los gatos queremos.

PD. En el próximo artículo te hablaré de 13 alimentos peligrosos para tu gato, que nunca deberías dejar a su alcance.

Deja un comentario