Foto 0 2

Lenguaje corporal de los gatos: Señales y posturas que usan para comunicarse

Si piensas que tu gato es indescifrable, estás viendo las cosas desde el ángulo incorrecto. Tu gato dice mucho de sus emociones y estados de ánimo con su lenguaje corporal (si se siente confiado, relajado, temeroso, a la defensiva o listo para atacar).

Para comunicarse contigo, con otras personas que están alrededor y con otros gatos, el usa su lenguaje corporal y también usa sonidos como maullidos, ronroneos, bufidos (por nombrarte algunos de ellos).

Aunque su comunicación es sutil y compleja, puedes aprender a reconocer lo que tu gato quiere decirte a través de su lenguaje corporal y de sus sonidos. Para ello debes prestar atención a todas las señales en conjunto y al contexto en el cual se presentan.

Este camino te llevará a descubrir lo que sucede en el mundo interior de tu gato y te ayudará a tener una mejor relación con el.

En este artículo te contaré sobre el lenguaje corporal más común que utiliza tu gato para comunicarse contigo (y con los demás).

El sutil lenguaje corporal de los ojos

Foto 1

Los grandes ojos de tu gato forman una parte importante de su lenguaje corporal.

La forma y las posturas más comunes son las siguientes:

Pupilas dilatadas: Las pupilas generalmente se dilatan en condiciones de baja luminosidad pero también si tu gato se prepara para un ataque. Mientas más dilatadas estén, es probable que tu gato se sienta más a la defensiva.

– Pupilas contraídas: Es una señal de que tu gato se siente confiado, cómodo y relajado.

– Ojos entrecerrados: Es una señal de que tu gato está relajado.

– Parpadeo: Si tu gato parpadea lento es una señal de que se siente contento, relajado y protegido.

– Mirada fija y prolongada: Tu gato percibirá esta señal como un desafío. Si hay otro gato cerca y tu gato evita el contacto visual quiere minimizar la probabilidad de una confrontación.

Lenguaje corporal de los Bigotes

Foto 2

La principal función de los bigotes es proporcionar información táctil a tu gato. Sin embargo, también son una parte importante de su lenguaje corporal porque muestran que tan relajado o animado está.

Las posturas más comunes son:

– Bigotes suaves y apuntando a un lado: Es una señal de que tu gato está relajado.

– Bigotes aplanados contra ambos lados de la cara: Es una señal de que tu gato está temeroso o a la defensiva.

– Bigotes apuntando hacia adelante: Es una señal de que tu gato está tratando de obtener información del ambiente (como movimientos del aire u objetos).

Mientras más hacia adelante se encuentren, más atento estará tu gato. Esta postura generalmente la adopta cuando está en modo cazador.

¿Las orejas forman parte del lenguaje corporal de tu gato?

Foto 3 1

Son un aspecto revelador del lenguaje corporal y del estado emocional de tu gato. Las posturas más comunes son las siguientes:

– Orejas erguidas: Esta postura le permite a tu gato recibir y responder a la información auditiva del ambiente.

Si están ligeramente giradas hacia un lado, tu gato está relajado. Si están más hacia adelante, tu gato está alerta o talvez frustrado.

– Orejas aplanadas: Esta postura puede indicar estados de ánimo positivos o negativos.

Si están más hacia atrás y hacia abajo tu gato se siente amenazado y tiene miedo. Mientras más aplanadas estén, más temeroso está y más probable es que ataque si debe hacerlo.

Si están aplanadas hacia los lados es una señal que anticipa una ofensiva, como cuando tu gato juega a cazar una presa.

¿Qué quiere transmitir tu gato con su cola?

La cola ayuda a tu gato con el salto y el balance, y es una de las partes más visibles de su lenguaje corporal. Según la postura que tenga comunica diferentes estados de ánimo.

Las posturas más comunes son los siguientes:

– Cola hacia arriba con una curva en la punta: Es una señal de que tu gato se siente feliz y confiado. Con ella transmite un saludo amistoso o juguetón que dice “hola” o “sígueme”.

– Cola a media asta u horizontal al piso: Es una señal de que tu gato tiene un estado de ánimo neutral, amigable o incluso exploratorio.

– Cola abajo: Es una señal de que tu gato está a la defensiva o temeroso. La cola entre las piernas es la máxima expresión de miedo. Con esta postura tu gato quiera hacerse más pequeño.

– Cola erizada: Es una señal de que tu gato está alerta por algo que le inquieta o le asusta y que atacará si es necesario.

– Cola temblorosa: Es generalmente una señal de entusiasmo que se presenta cuando tu gato está cerca de una persona que le gusta. Esta cola se mueve de un lado al otro (ni muy rápido ni muy lento) y puede venir acompañada de un frotamiento.

– Latigazo de la cola: Es a menudo una señal de que tu gato está enfadado y que el ataque o defensa es inminente. Si los movimientos son pequeños pueden indicar frustración o irritación.

En algunas ocasiones, tu gato podrá hacer este movimiento sin que necesariamente esté de mal humor.

Lenguaje corporal a través de las posturas del cuerpo

Tu gato emplea su lenguaje corporal no solo para comunicarse contigo, si no también para comunicarse con otros gatos y lo hace para mostrar estados de ánimo defensivos o amigables. Las posturas de su cuerpo le ayudan a cumplir este objetivo y variarán dependiendo lo que quiera mostrar.

Si tu gato está molesto puede tomar 2 caminos

– Puede hacerse más grande, con el pelo de punta y una postura expandida, donde sus piernas están rectas, su cola hinchada y el trasero elevado.

Esta apariencia indica que tu gato está en máxima alerta y que está listo para atacar. Si lo ves así será mejor que no te acerques.

– Puede hacerse más pequeño, agachado con todo escondido, con sus orejas hacia abajo y sus hombros encorvados. Esta postura la exhibe para mostrarse poco amenazante.

Si se siente acorralado atacará, pero solo como último recurso.

Si tu gato se siente amigable y confiado puede mostrar 5 posturas

Foto 5 2

– Rodar: Los rodamientos son señales amigables que ocurren, por ejemplo, si tu gata está en celo, si le gusta su hierba gatera, para marcar su territorio, si está feliz de verte, quiere jugar o quiere llamar tu atención.

– Frotar: Cuando tu gato frota su mejilla o mentón contra ti, contra personas que le son familiares, otros gatos u objetos está liberando feromonas y lo hace para dejar su olor y como una señal de reclamar la propiedad del territorio.

– Panza arriba: Si tienes un gatito y toma esta postura es una clara invitación a jugar. Si tu gato es adulto, esta postura puede ser defensiva aún cuando no esté interesado en iniciar un conflicto.

Si tu gato se pone panza arriba para ti, es una señal de cariño que imita a un abrazo gatuno. Está diciendo que confía 100% en ti porque en esa posición te expone su parte más vulnerable del cuerpo.

Sin embargo, esto no es una invitación para que toques su pancita, a menos que tengas una relación de confianza con tu gato que incluya caricias en esta parte.

Si aún no existe esa confianza, no te sorprendas si tu gato te muerde de repente o te rasguña, ya que percibe tu mano como una amenaza.

– Bostezar y estirar: Son señales de que tu gato se siente tranquilo.

– Recostarse: Si tu gato está verdaderamente contento estará recostado con todas las patas bajo su cuerpo o con las patas extendidas frente a su cuerpo y con sus ojos somnolientos.

Estas dos posturas son diferentes de estar agachado, donde tu gato puede estar encorvado o parcialmente apoyado sobre las patas delanteras, junto con tensión en la cara y parpadeos fuertes. Esta posición es usualmente un signo de dolor.

Tu gato esconde bien el dolor, por eso es importante poner atención a estos comportamientos sutiles.

Una reflexión final

El lenguaje corporal de tu gato es como un rompecabezas, donde las piezas son las señales que expresan sus ojos, sus bigotes, sus orejas, su cola y las posturas de su cuerpo. Estas piezas en conjunto forman una gran imagen panorámica que te da información sobre lo que siente tu gato.

Aprender a reconocer las señales del lenguaje corporal no es una tarea sencilla pero si es una tarea 100% gratificante que te llevará a tener una gran relación con tu gato.

PD. En el próximo artículo te contaré cuáles son los 10 sonidos de gatos más conocidos.

1 comentario

Deja un comentario