Foto 0 4

La adopción de mi primer gato y el despertar de una pasión

Si al mirar una publicación de gatos en adopción se te cruza por la mente adoptar uno pero aún no te decides, déjame que te de un empujoncito con esta pequeña historia que habla de mi experiencia.

Me he topado con amigos y conocidos que siempre buscan que alguien más les cuente cómo les resultó algo en particular como un viaje, un automóvil nuevo o la escuela de los niños.

Hay muchos ejemplos para poner sobre la mesa y por supuesto que dentro de ellos se encuentra la experiencia de adoptar y vivir con un gato.

En este artículo te contaré cómo fue que decidí adoptar un gato y cómo esa decisión cambió mi vida.. y la hizo mucho mejor.

¿Cómo se introdujo la adopción en mi mente?

Foto 1 1

Recuerdo el día que decidí adoptar a mi primer gato como si acabara de despertar de un sueño placentero. Estaba en la casa de mi cuñado con mi esposo y todos estábamos en la cocina conversando y riendo.

En eso una de sus gatas adoptadas se acercó a mí y dejó que la cargara. Era tan suave y esponjada, como un peluche afelpado. Ella estaba tan cómoda en mis brazos que cerró sus ojos.

Sin duda ese momento lo disfrutamos ambas, fue entonces cuando supe que quería adoptar un gato y se me ocurrió empezar a averiguar donde había gatos en adopción.

Pasó solo un mes entre tomar la decisión de adoptar y hacerlo; y eso se debió únicamente a que había planificado un viaje con mi esposo y no quería dejar solo al nuevo miembro de mi familia en sus primeros días de adaptación.

La visita al refugio para la adopción

Foto 2 1

Cuando el día esperado llegó, vino cargado con mariposas en el estómago, así como sucede siempre en la primera cita. La expectativa aumentó cuando entré al refugio y vi a los gatos en adopción.

Todos eran hermosos y merecían una oportunidad de ser llevados a un hogar, sin embargo había algo que limitaba su adopción: todos tenían gripe.

La trabajadora del lugar me aconsejó que pospusiera la adopción porque yo no sabía nada del cuidado de gatos en ese estado. En realidad en esos días sabía poco sobre estos hermosos animalitos.

Mi emoción empezó a ser reemplazada por el desánimo, sensación que felizmente solo duró unos pocos segundos porque en ese mismo instante la trabajadora recordó que había una gatita que estaba aislada para evitar que enfermara y que estaba lista para ser adoptada. Y como era de esperarse las mariposas volvieron.

La gatita elegida

Foto 3 2

Junto a varios cachorros inquietos estaba ella, arrinconada en la esquina de su jaula, atenta a todo lo que pasaba pero más que nada temerosa.

Y tenía toda la razón para estarlo después de que sus anteriores dueños se deshicieran de ella. Fue afortunada por llegar a la seguridad del refugio, porque eso le dio la oportunidad de ser parte de los gatos en adopción y de que yo llegara a ella.

Tengo que decir que en cuanto la vi supe que todo lo sucedido hasta ese preciso momento nos había llevado a encontrarnos.

Y así sin anunciarse, un amor a primera vista que no se puede describir con palabras empezó a nacer. Lo único que sabía con certeza era que nunca la dejaría ir.

La adopción estaba decidida y un nuevo camino se abría ante mí, uno en el que ella y yo estaríamos juntas, disfrutando y aprendiendo la una de la otra. Decidí llamarla Mía, que significa “la elegida”.

Aunque tengo que decir que hasta el día de hoy sigo pensando si fue ella la que me eligió a mí.

8 tareas realizadas para su adaptación

Foto 4

Cuando Mía llegó a casa aún seguía asustada así que decidí llevarla directo a mi habitación.

No tenía muy claro qué hacer para que se sintiera tranquila así que lo primero que se me ocurrió fue darle pepitas. Sin saberlo con esa pequeña acción empecé a crear un vínculo entre las dos.

Mía necesitó 7 días para sentirse totalmente tranquila en mi compañía y en la de mi esposo. En esos días ambos efectuamos estas 8 importantes tareas:

  1. Darle su espacio para que reconociera el lugar
  2. Poner la caja de arena en un lugar silencioso y solo para ella
  3. Colocar un rascador cerca de los muebles de sala
  4. Jugar con ella todos los días
  5. Acariciarla en el rostro lentamente cuando ella lo permitía
  6. Servirle la comida y que ella lo viera
  7. Limpiar la caja de arena y que ella también lo viera
  8. Evitar los ruidos altos dentro de la casa

Hicimos estas sencillas tareas porque deseábamos que Mía se sintiera cómoda, confiada y feliz. Con esto puedo decir que aprendí un poco más sobre el comportamiento de los gatos aunque fue solo la punta del iceberg. Aún había un mundo entero por conocer, así que me apasionó la idea de educarme en el comportamiento y cuidado de estos hermosos animalitos.

La vida junto a Mía y el amor por los gatos me llevó a la buscar nuevamente gatos en adopción, así llegué a mi segunda gatita de nombre Luna (y aún se vienen nuevas adopciones). Ellas son mis hijas gatunas y mis mejores maestras.

En otro blog te contaré qué tareas realicé para presentarlas y para que Mía no rechace a Luna. Ahora ambas son inseparables.

Del mundo exterior de los gatos a su mundo interior

Foto 5

Después de pasar esos primeros 7 días con Mía, mi hermano me contó que Animal Planet transmitía un programa sobre el comportamiento de los gatos.

Cuando lo vi, supe que podía aprender mucho de su protagonista Jackson Galaxy. Su labor me pareció simplemente hermosa porque ayuda a mejorar la vida de las personas y sus gatos, y promueve la búsqueda de gatos en adopción.

Tuve la gran oportunidad de conocerlo en persona y de asistir a su presentación en Quito-Ecuador en septiembre de 2019. Si alguna vez fuiste parte de su público, seguro recordarás su muy divertida descripción del gato Mojo; ese gato que se contonea muy confiado en su territorio porque siente la seguridad de que todo ahí le pertenece.

Pues bueno, ese día me quedé con más preguntas que respuestas así que decidí buscar más información sobre lo que sigue:

  • ¿De qué va todo esto de la confianza que sienten los gatos cuando están cómodos en su entorno y en contacto con sus instintos naturales?
  • ¿Cuáles son esos instintos naturales y por qué es importante conocerlos?
  • ¿Qué lenguaje corporal utilizan los gatos para comunicarse con su familia humana?
  • ¿Qué comportamientos muestran en diferentes situaciones y a que se debe?
  • ¿Cuáles son los cuidados básicos que nunca pueden faltar (como la alimentación por ejemplo)?
  • Qué artículos necesitan para sentirse cómodos y satisfacer sus ¿necesidades?

A través de varios artículos pondré al alcance de tu mano todos los temas que he aprendido (y que sigo aprendiendo). Esta información te ayudará a conocer mejor a tu gato y a reafirmar tu relación con él (tal cómo me sucedió a mí).

¿Fue una buena decisión adoptar a mis gatitas?

Foto 6

La respuesta a esta pregunta siempre será un rotundo sí. Las dudas que puedas tener desaparecerán cuando adoptes un gato y empieces a convivir con el.

Solo ahí te darás cuenta que son animalitos leales que te darán momentos divertidos y llenos de amor, si tú se los permites.

Además, con la adopción cambiarás tres vidas y las harás mejores de lo que eran:

  1. La tuya
  2. La del gatito que adoptes
  3. La del gatito que ocupará ese lugar en el refugio

Adoptar a Mía y a Luna ha sido de las mejores decisiones de mi vida. Ambas cambiaron mi mundo y la hicieron más feliz con su cariño, sus ocurrencias y su dulzura. Ahora no imagino la vida sin ellas.

Ambas inspiraron la creación de este blog, donde quiero ayudar a otras personas que tienen gatos a conocerlos y entenderlos. Porque así como nosotros tenemos necesidades, gustos y preferencias, ellos también las tienen.

Quédate conmigo y descubre el maravilloso mundo interior de los gatos.

PD. En un próximo artículo te hablaré sobre cómo lograr que tu gato y tu sean felices.

Deja un comentario